Por qué vibra un hoverboard y cómo solucionarlo

Uno de los problemas más comunes con los que te puedes encontrar cuando usas un hoverboard es que éste vibre. En este artículo responderemos por qué puede vibrar un hoverboard y veremos también posibles soluciones a algunos de motivos más habituales por los que esto suele ocurrir. Las causas fundamentales de las vibraciones del hoverboard son las siguientes:

  • La persona que monta el hoverboard es demasiado ligera y la falta de presión que ejerce sobre la máquina puede provocar el problema.
  • Los sensores del hoverboard podrían no estar funcionando bien y dan información errónea.
  • A veces, los sensores podrían dispararse incluso cuando no hay nadie montando sobre el hoverboard. Se trata otra vez de un problema de una piez defectuosa.

Veamos ahora cómo evitar que el hoverboard vibre o tiemble, sea la causa que sea. Veremos también cómo arreglar un hoverboard que presenta vibraciones o temblores extremos.

Causas habituales y soluciones al problema de vibración en un hoverboard

Que tu hoverboard vibre en exceso puede significar que los sensores tienen algún tipo de problema y está provocando que esto suceda. Puede deberse también a que la placa base no detecte correctamente si hay alguien montado o no en el hoverboard. En estos casos, el problema es que la placa base o los sensores están estropeados por haberse dañado o roto por algún incidente técnico. Tanto la placa base como los sensores son básicos para el buen funcionamiento del hoverboard y si no funcionan correctamente pueden ser un problema grave para que el conductor maneje correctamente el aparato.

Otro factor común que puede provocar el temblor del hoverboard es que la persona que lo monte sea ligera de peso. Esto se debe a que el hoverboard, en estos casos, no recibe una presión mínima necesaria. La mayoría de los hoverboards del mercado tienen una medida de peso estándar de 20 kgs (aunque puede variar en algunos casos). Si el patinador pesa menos del peso estándar, puede experimentar problemas con las vibraciones del aparato.

Falta de presión

Una de las soluciones más fáciles al problema de las vibraciones o temblores es intentar aplicar más presión sobre los extremos de la base cuando se está conduciendo y aparecen estas vibraciones. Ésto se puede conseguir separando un poco las piernas y conduciendo así. Esto ejercerá presión sobre los extremos del tablero, estabilizando el hoverboard y haciendo que la vibración disminuya. De todas formas, hay que tener cuidado con no extender las piernas demasiado si ésto va a significar que el patinador pierda el equilibrio.

Sensores desactivados

En otras situaciones, el patinador sí tiene el peso recomendado, pero aún así, el hoverboard sigue vibrando. En este caso el problema puede ser que los sensores se han desactivado. Para volver a activarlos puede ser necesario desmontar el hoverboard y encenderlos directamente.

Sensores mal calibrados

También es posible que los sensores estén desajustados y haya que calibrarlos de nuevo. Para ello hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Apagar el hoverboard. Lo primero que se debe hacer el apagar y desenchufar el hoverboard. El botón de encendido y apagado suele estar en un lateral o en la parte inferior de la tabla. Para apagarlo, normalmente se debe presionar durante unos segundos. Las luces sea apagarán y es posible que suene un pitido, según modelo.
  2. Situar el hoverboard en una superficie llana: Este paso es fundamental porque afecta directamente al resultado de la calibración. En general, un proceso de calibración implica decirle a los sensores qué valor de medida deben tomar en una situación concreta. Es lo que vamos a hacer aquí. Al situarlo en una superficie plana, estaremos fijando un punto de referencia sobre el que actuará el hoverboard en el futuro. Si la superficie está inclinada, puede resultar en que el hoverboard se comporte de forma pero incluso. Así que conviene asegurarse de que esto lo hacemos bien. También debemos asegurarnos de que los pedales de pie están alineados entre ellos y con el suelo.
  3. Presionar el botón de encendido hasta que las luces LED comiencen a parpadear: La duración de esta pulsación variará de un modelo a otro, pero puede llevar unos 10 segundos aproximadamente. Cuando las luces comiencen a parpadear, el hoverboard se pondrá en modo calibración.
  4. Apagar el hoverboard: Una vez que llegamos a este punto hay que presionar de nuevo el botón de encendido y apagado durante unos segundos hasta que las luces parpadeantes se apaguen. De nuevo, esto puede tardar unos 10 segundos en ocurrir.
  5. Encender de nuevo: De nuevo debemos encender el hoverboard, apretando unos segundo el botón de encendido. Lo llevaremos a una sesión de prueba. Lo probaremos yendo hacia adelante, hacia atrás, haciendo giros ligeros unas veces y abruptos en otras ocasiones. También comprobaremos cómo se comporta cuando simplemente estamos quietos sobre él. Si todo va bien, el hoverboard estará ya arreglado y funcionará como el primer día.

En general, la operación de calibración es muy parecida en todos los modelos y marcas de hoverboards, pero puede que no responda siempre igual. Si ésto no resuelve los problemas de vibración la primera vez, conviene esperar unos minutos (5 ó 10) y repetir el proceso. Algunos usuarios han reportado que algunas veces han necesitado hasta 3 intentos para que funcionara.

1 comentario en “Por qué vibra un hoverboard y cómo solucionarlo”

Los comentarios están cerrados.